Un vuelo a través de la historia

El Museo Nacional de Aviación de la Fuerza Aérea de El Salvador narra más de 70 años de historia de la aeronáutica salvadoreña y encierra heroísmo, patriotismo, cultura y valores.
PORTADA   29 de mayo de 2013
Marielos Ramírez
 


Foto Miguel Villalta.
En el museo hay varias salas que recuerdan cada etapa de la historia aeronáutica salvadoreña.
El Museo Nacional de Aviación está ubicado en el antiguo Aeropuerto de Ilopango construido en 1940. En ese entonces fue considerada la principal terminal aérea del país hasta finales de la década de los setenta.

La antigüedad del edificio en donde se encuentra el museo dice mucho de la historia de la aviación salvadoreña y del trabajo que ha realizado la Fuerza Aérea en el país.

Debido a la imponente infraestructura, su origen y la antigüedad del mismo, se le ha considerado Patrimonio Cultural de El Salvador.

Recortes de periódicos, fotografías, pinturas y una impresionante colección de motores, armas, aviones y documentos inéditos buscan dar a conocer los servicios que la institución ha prestado en el país.

Entrar al edificio es retroceder en el tiempo. Una enorme sala le da la bienvenida a los ahora turistas, quienes dejan volar su imaginación y los recuerdos de hace más de 70 años se reviven.

El guía turístico, un militar experto en historia de El Salvador, inicia el recorrido llevando a los visitantes al centro de la sala principal del museo. En el piso están dibujados los puntos cardinales.

"La Rosa de los cuatro vientos", así es conocida- dice el guía. Utilizada en aquel entonces para generar una línea acústica con la cúpula, cuando una persona habla en ese punto, su voz se escucha en toda la sala.

En Centroamérica, el museo es el único que posee un centro de gravedad capaz de generar este especial sonido, que hace 70 años era utilizado para anunciar las salidas y las entradas de los vuelos, a los pocos viajeros de esa época.

En esta área llamada "Sala de pinturas históricas" las paredes también cuentan una parte de la historia.

Unos coloridos murales con pinturas y dibujos narran la evolución de la aviación en el mundo y en el país.

La primera muestra la evolución del hombre y su sueño por volar, por ello está plasmada la pintura de un globo, elaborado en Francia en 1983 y utilizado como un elemento de estrategia de combate.

Otras pinturas explican los primeros combates aéreos en El Salvador, la leyenda griega de Dédalo e Ícaro (el primer hombre que quiso volar), la primera guerra mundial, la evolución de la era espacial, hasta narrar cómo está conformada la Fuerza Aérea en el país.

Un taxi aéreo de 1940 también es exhibido en la sala principal del Museo. Era utilizado para transportar a las personas que no podían viajar vía terrestre. Madera, lona y metal era los materiales utilizados en ese entonces para su fabricación.

TRECE SALAS DE HISTORIAS

Recorrer cada una de las salas es viajar en el tiempo. Cada época dejó una huella en la historia de la aviación salvadoreña.

Las fotografías de personajes históricos, los recortes de periódicos y otros documentos, donados en su mayoría por militares y familiares de aquellos que sirvieron en la Fuerza Aérea, transportan al visitante a los inicios del Aeropuerto Internacional de Ilopango, a la Fuerza Aérea y al Museo.

En una pala de aluminio, de un helicóptero UH-1N, está plasmada la historia de la Fuerza Aérea, desde los orígenes de la aviación hasta el desarrollo de la misma.

El recorrido continúa cuando se visita la segunda sala de exhibición. Las vitrinas guardan prendas de personajes considerados como "Héroes de la Guerra de las 100 horas", bombas, aeronaves (Mustang, Corsario y hasta aviones de fumigación), artefactos, armas y otras indumentarias que se utilizó durante la guerra en contra Honduras en julio de 1969.

La sala tres es un homenaje a todos los militares que fallecieron en el cumplimiento del deber, desde gabachas, cascos, armas, aeronaves en los que fallecieron y otros instrumentos utilizados durante la guerra de las 100 horas.

Una vitrina muestra los cascos militares utilizados durante el conflicto de 1980 a 1992. Es la primer exhibición de la sala denominada "Campaña militar 1980-1992".

Además, esta sala custodia los artefactos y las piezas de carácter militar que se utilizaron durante la guerra civil en el país, como armas aéreas, piezas de artillería, armamento portátil y más.

Otras salas muestran los uniformes utilizados por la Fuerza Aérea desde su fundación, que son cambiados cada mes para exhibir otros; diplomas y condecoraciones hechas a elementos de la FAS por su participación en diferentes actividades dentro y fuera del país, que a la fecha suman cerca de 50.

Un área está destinada especialmente para que los visitantes experimenten la sensación de subirse a un helicóptero. Las cabinas están iluminadas y las personas pueden hacer realidad el sueño de estar en una cabina aeronáutica.

Para descansar y respirar un poco de aire fresco está el mirador del antiguo Aeropuerto. En aquel entonces, al pagar 0.25 centavos de colón, podías permanecer ahí para despedir a los familiares y amigos que estaban a punto de partir.

Hoy es un área de exposición de hélices de aviones y otros accesorios, además se puede admirar la impresionante pista de aterrizaje, que todavía aloja a antiguos aviones de la Fuerza Aérea.

Las últimas salas del Museo destacan la creación de las unidades que nacen después del conflicto armado en El Salvador: la Primera y Segunda Brigada Aérea; el equipo que lo conforman, el trabajo que realizan y el equipo que utilizan.

El Museo espera inaugurar en los próximos meses un avión que será utilizado como centro de cómputo, para que las escuelas de escasos recursos puedan recibir clases en el avión restaurado.

Además, esperan abrir una sala para exhibir videos y películas de la aviación salvadoreña. Al finalizar el recorrido en esta área, esperan dar a conocer el trabajo que realiza la Fuerza Aérea, además del patriotismo y los valores que fomentan.

Horario de Atención:

De Lunes a Domingo, de 9:00 a.m. a 12:00 pm y 2:00 p.m. a 5:00 p.m.

Costo: Adultos: $1. Niños: $ 0.50

Más información: 2250-0070

Cómo llegar: Bulevar del Ejército, kilómetro 9 ½. Base Aérea Militar de Ilopango, San Salvador.

Foto Miguel Villalta
Cada sala posee fotografías de antaño, recortes de periódicos y muchos artículos utilizados en la aviación civil y militar.