Mango, una dulce merienda

Su atractivo color, el dulce aroma y el exquisito sabor lo convierten en la fruta de temporada por excelencia.
GASTRONOMÍA   18 de marzo de 2013
Marielos Ramírez
 


Foto arhivo.
Con el mango también se pueden elaborar exquisitos refrescos y helados.
Aunque no es una fruta nativa de El Salvador, nace y crece en cualquier lugar, y se reproduce rápidamente, a veces sin necesidad de cultivarlo.

En el verano, el mango se convierte en el rey de las frutas de temporada. Los mercados y supermercados ofrecen una gran variedad, desde los verdes, amarillos, hasta aquellos con tonalidades rojas.

Es originario del sudeste asiático, donde se ha cultivado desde hace más de 4,000 años y se introdujo a Suramérica a finales del siglo XVIII, en el Brasil por los portugueses.

El valor calórico del mango es bajo, dado su moderado aporte de hidratos de carbono, principalmente sencillos.

Contiene cantidades interesantes de minerales como el potasio y magnesio. En cuanto a vitaminas, los frutos maduros son fuente importante de provitamina A (en nuestro organismo se transforma en vitamina A) y de vitamina C.

La Vitamina A juega un papel fundamental en la visión, en el mantenimiento del tejido epitelial, en el mantenimiento y regeneración del tejido óseo y dientes, en la reproducción y en el sistema inmunológico, y más beneficios.

TRADICIÓN CULINARIA

Durante las celebraciones de Semana Santa también recobra una importancia culinaria en los hogares salvadoreños, y es que este fruto es aprovechado al máximo para elaborar varias delicias.

El atado de dulce y la canela se convierten en los principales ingredientes para preparar los deliciosos mangos en miel.

En El Salvador, ya sean verdes o maduros el mango también es preparado en otras formas. Una de ellas es cortándolo en trozos y agregarle alguashte, chile, limón y sal. Una combinación exquisita para cualquiera.

El mango twist o retorcido, como es su traducción en español, también es otra variedad de preparación, con los mismos ingredientes, pero la forma en que se corta el mango (en tiras) lo hace una merienda atractiva y fuera de lo común.

Mangos en miel

Tiempo de preparación:

40 minutos

Rendimiento: para seis personas

Ingredientes:

25 mangos sazones pelados.

2 atados de dulce de panela.

Canela en raja.

Preparación

Haz pequeños cortes transversales en cada mango. Ponlos al fuego con el dulce y la canela cubriéndolos con agua. Cocina a fuego medio hasta que se conserven en un tiempo aproximado de dos a tres horas.

También está la opción de elaborar los mangos en almíbar (azúcar disuelto con agua y espesado), para esto necesitarás 12 mangos maduros, dos libras de azúcar, una raja de canela, una cucharadita de canela el polvo, tres hojas de menta y dos litros de agua.

Sólo tienes que lavar y pelar los mangos, colócalos en una olla profunda junto con el agua, el azúcar y la canela. Deja cocinar por dos horas hasta que se forme una miel suave, retira del fuego y deja enfriar. Sirve este platillo frío.

Foto archivo.
Las variedades de preparación son tantas como los tipos de mangos que hay en el país.