Frijol criollo con sazón salvadoreña

En la mesa salvadoreña no puede faltar esta tradicional legumbre. Rojos, blancos, "monos", entre otra variedades, son preparados de acuerdo a los gustos de cada familia.
GASTRONOMÍA   9 de octubre de 2012
ES Magazine
 


Foto cortesía Revista Buen Provecho.
Anímate a preparar este delicioso platillo y sorprende a tu familia.
En muchos países de América estos granos son un plato esencial. Y en la gastronomía cuscatleca es un platillo que se puede saborear de muchas formas: salcochados, molidos, fritos, en casamiento (con arroz) y en sopa.

El Frijol es fuente de proteínas e hidratos de carbono, además posee un alto contenido de vitamina B.

También proporciona hierro, cobre, zinc, fósforo, potasio, magnesio y calcio y contiene un alto contenido en fibra.

Todas estas bondades y propiedades lo convierten en un alimento saludable para el organismo, ya que está asociado con una reducción de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, el cáncer y la diabetes.

Reduce el colesterol y el riesgo del cáncer de colon, nutre de carbohidratos a diabéticos y es una fuente primordial de hierro y zinc para combatir la anemia. Su altísima concentración de fibra estimula la digestión y mantiene en buen funcionamiento el sistema digestivo.

Existen múltiples variedades de frijol que se caracterizan por su tamaño, forma, color de su semilla y tipo de crecimiento. Algunas de sus variedades son el negro, blanco, común y "mono" (llamado así en El Salvador).

En la cocina cuscatleca, los frijoles blancos son perfectos para ahorrar tiempo pues son muy fáciles y rápidos de preparar.

En El Salvador se puede preparar una exquisita sopa de frijoles blancos, acompañada de costilla de cerdo y verduras, entre ellas ayote, güisquil, zanahoria y yuca. Los ingredientes dependerán de los gustos y la tradición de cada zona.

SOPA DE FRIJOL BLANCO

Con un tiempo de preparación de dos a tres horas, prepara esta sopa para unas ocho personas. ¡Buen provecho!.

INGREDIENTES:

Una libra de frijol blanco

Una zanahora

Un güisquil

Un ayote

8 rodajas de yuca

8 rodajas de elote

4 chorizos españoles cortados en rodajas

8 longanizas pequeñas

Una libra de costilla de cerdo

Una cebolla

2 tomates

1/2 chile verde

4 dientes de ajo

2 onzas de relajo

Sal, pimienta, comino y orégano al gusto

PREPARACIÓN

Pon los frijoles en agua una noche antes para hidratarlos. En una olla con 2 litros de agua pon a hervir los frijoles junto con media cebolla picada, 4 ajos picados y sal.

Aparte, sofríe el relajo, los tomates, el resto de la cebolla y el chile verde; una vez sofritos, licúa con media taza de agua e integra este puré al caldo de los frijoles, al mismo tiempo añade la costilla de cerdo en porciones y deja hervir por una hora y media.

Pasado el tiempo, agregar el chorizo y la longaniza y por último las verduras, cuando estas estén en su punto, condimenta con comino machacado, pimienta, sal y orégano.

Deja que se integren los sabores y retira del fuego. Sirve caliente.

Receta de Casagrande Catering Service. Teléfono 2226-2216. San Salvador. Publicada en Revista Buen Provecho, edición Septiembre 2012.

Foto cortesía Revista Buen Provecho.
Los frijoles y las tortillas son los protagonistas de la dieta salvadoreña.