Hamaca lista para los récords Guinness

En menos de un mes, artesanos de Concepción Quezaltepeque, en Chalatenango, elaboraron la majestuosa hamaca que mide 60 metros de largo.
TURISMO   11 de septiembre de 2012
Marielos Ramírez
 


Foto Jorge Reyes
La hamaca pesa más de 700 libras. Sin duda es un trabajo muy pesado para sus creadores. Visítalos en Llano Grande, a 72 kilómetros de San Salvador.
A más de 70 kilómetros de San Salvador, más de 300 artesanos unieron sus manos y su inigualable talento para tejer la hamaca que desde ya la consideran la más grande del mundo.

60 metros de largo y siete de ancho es la medida de esta obra de arte elaborada por jóvenes y adultos del cantón Llano Grande, de Concepción Quezaltepeque, que lleva plasmada la idiosincrasia de este municipio al norte del país.

Además de sentirse orgullosos por las dimensiones de la hamaca y la calidad del trabajo artesanal, los pequeños emprendedores dicen estar alegres de dar a conocer a nivel nacional y mundial su talento y creatividad.

Con este espectacular trabajo artesanal buscan también entrar al libro de Récords Guinness, a quienes ya se les propuso este nuevo récord.

Según Arely Palma, concejal de la Alcaldía de Concepción Quezaltepeque, hay muy buenas expectativas para que la hamaca sea elegida por la compañía líder en récords mundiales, quitándole el título a la elaborada por artesanos mexicanos que mide un poco menos de la mitad.

"Esta hamaca es la más bonita, colorida y más ancha. Hay que esperar cerca de cuatro semanas para saber si somos parte de los Guinness", dice.

La también miembro del Grupo de Jóvenes Artesanos, añade que su elaboración les permitirá darle un empuje turístico al municipio y figurar entre los lugares más bonitos y atractivos para visitar en El Salvador.

Concepción Quezaltepeque y Llano Grande no sólo serán conocidos por la elaboración de hamacas y de infinidad de productos, sino por la oferta turística de la zona, como ríos, parques acuáticos y cataratas.

"Vamos a elaborar réplicas de esta hamaca gigante, con los mismos colores, además de las que ya se ofrecen en sus diferentes materiales, entre otros productos", añade.

La obra artesanal elaborada en papelillo está compuesta por 17 franjas de diferentes colores que simulan un hermoso arco iris, en el centro se combinaron los colores azul y blanco para formar la bandera de El Salvador, y tejieron el nombre de este emprendedor país.

Arely Palma también recalca que este esfuerzo va más allá de formar parte de los récord Guinness o de ser un destino turístico a nivel nacional e internacional, también los artesanos anhelan convertirse en microempresarios.

Una meta que solo la pueden lograr con el apoyo de instituciones del Estado y de la empresa privada.

"Estamos seguros que podemos implementar proyectos que fortalezcan nuestra productividad patrimonial y generar fuentes de trabajo a cientos de jóvenes para contrarrestar cualquier riesgo de desorden social", puntualiza.

ESPÍRITU LABORIOSO

Para Oswaldo Peraza, un joven artesano de la zona, agosto de 2012 es una fecha que quedará en la memoria histórica del país, porque más de 300 artesanos tejieron un sueño y lo convirtieron en la hamaca más grande de El Salvador y del mundo.

Recuerda que una pequeña reunión del Concejo Municipal de la Alcaldía de Concepción Quezaltepeque, fue el inicio de este proyecto que en sus inicios fue liderado por un grupo de jóvenes emprendedores.

"Nosotros damos testimonio que somos privilegiados por vivir en El Salvador. Agradecemos a los coordinadores y patrocinadores que hicieron posible esta iniciativa que será de trascendencia a nivel mundial", dice.

Para el alcalde del municipio Jesús Soriano, las hamacas son el patrimonio de los quezaltecos y un símbolo histórico que han tejido sus pobladores con el día a día.

"Aquella idea que nació en una reunión y que se le dio vida en el cantón Llano Grande hoy es una realidad", recalca.

Con este arduo trabajo, que requirió de agotadoras jornadas desde las seis de la mañana hasta la media noche, cerca de un mes, los artesanos del municipio están dando a conocer sus deseos de superación y el espíritu laborioso que les caracteriza.

Foto Jorge Reyes
Concepción Quezaltepeque teje los más bellos productos en lana, papelillo y otros materiales. Visítalo.