Conoce el tesoro blanco de Metapán

La ruta de la cal es un destino turístico familiar en los cerros de este occidental municipio, en Santa Ana.
PORTADA   17 de abril de 2012
Marielos Ramírez
 


Foto César Avilés
El polvo blanco que contiene óxido de calcio, mejor conocido como cal, es empaquetado para ser comercializado en distintos partes del país.
La piedra caliza es la materia prima de este tesoro escondido en los cerros de Metapán. Día a día, la cal llena los pies de los artesanos que viven de su comercialización.

Son más de 50 hornos que están ubicados en diferentes localidades del lugar, quienes se encargan de calcinar la piedra caliza a elevadas temperaturas.

Debido al color de este material, es común que a Metapán se le denomine "ciudad calera" y a los artesanos se les llame los "patas blancas", ya que el polvo blanquecino envuelve a quien trabaja este material extraído de los cerros.

Es un trabajo artesanal que data desde hace más de medio siglo. Los artesanos de la zona continúan con esta labor sin hacer uso de la tecnología, por ello es considerado una tarea dura, ardua y hasta sacrificada.

En la antigüedad, la cal se usaba para construir casas, puentes y más, ya que al mezclarla con agua y arena se hace tan resistente para puede pegar ladrillos y piedras. Este uso se debe principalmente a que la cal puede adquirir mucha dureza al secarse y puede ser un material muy resistente.

En la actualidad, con la comercialización del cemento ha dejado de ser un material indispensable para la construcción de viviendas y carreteras. Muchas familias de la zona rural la utiliza para cocinar maíz y en los ingenios es ocupado en el proceso de equilibrar la acidez de la tierra en donde se siembra la caña u otros vegetales.

Los empresarios y artesanos caleros esperan que esta práctica artesanal se convierta en un atractivo turístico de la zona norte.

Conocer la abstracción del producto de las montañas de Metapán y todo el proceso de explotación que conlleva a tener ese polvo blanquecino en tus manos, es algo que no te puedes perder.

Visita este occidental municipio y se parte de la ruta de la cal, un novedoso proyecto que busca dar a conocer nuestras tradiciones y, sobre todo, desarrollar a sus artesanos

FESTIVAL DE LA CAL

Para dar a conocer esta nueva ruta turística, el Ministerio de Turismo, Fomilenio y los artesanos de Metapán realizaron el primer Festival de Cal.

Desde su hermosa y colonial iglesia, niños, jóvenes y adultos vestidos con tradicionales trajes salieron en un desfile que recorrió las principales calles del municipio.

Una tarima en el parque central del municipio fue el escenario para que artistas nacionales deleitaran a los turistas con danza, música y batucada.

Mientras, el parque también fue invadido por artesanos que ofrecían a los visitantes llevarse un recuerdo de la ciudad calera; algunos restaurantes, tiraron la casa por la ventana para preparar exquisita comida.

Este primer Festival de la Cal buscó dar a conocer el proyecto turístico que se impulsa en la zona, además de otras rutas que le darán al occidental municipio un motivo más para ser visitado por turistas nacionales y extranjeros.

Foto César Avilés
En Metapán quedan pocos vestigios del uso de la cal, como el puente "El Socorro", que es todo de ladrillo y pegado con este material mezclado con arena y agua.