Semana Santa, una temporada llena de fervor

Esta es una época colmada de tradiciones, simbolismo, aromas y colores. Conoces algunas de las acostumbradas actividades que se desarrollan en varios municipios de El Salvador.
EL PAÍS   27 de marzo de 2012
Magdalena Reyes
 


Foto archivo.
La Semana Santa es el momento propicio para reflexionar sobre el perdón y la conversión
Hablar de las vacaciones de Semana Santa te transporta al sol, a la playa y al calor, pero también es un momento propicio para vivir la Cuaresma, ese periodo de meditación y conversión que sirve de preparación para contemplar la pasión y muerte del hijo de Dios en la Santa Cruz.

Uno de los destinos más difundidos a nivel nacional es Sonsonate, te ofrece un abanico repleto de estampas y costumbres propias de la estación, que se realizan con gran fervor en esta ciudad.

Cada uno de los días de la Semana Mayor podrás encontrarte con procesiones en sus principales calles y colonias.

El recorrido está adornado con coloridas alfombras, el aroma del incienso y el corozo acompañan a la imagen mientras es trasladada sobre los hombros de cargadores vestidos de color morado.

La solemne celebración en Sonsonate viene desde hace más de 150 años, con la fundación de la Hermandad de Jesús de Nazareno en 1859, por unos frailes franciscanos motivados por la iniciativa de Fray Patricio Ruiz.

De ahí deriva la vestimenta de túnica acompañada de un lazo en la cintura, los colores negro y morado obedecen al luto y penitencia dentro del catolicismo.

Uno de los días más conmemorativos en el marco de esta celebración es el Viernes Santo por la mañana, cuando la procesión recorre las 14 estaciones que realizó Jesucristo con la Cruz a cuestas.

Música de una banda compuesta de más de 60 elementos acompañan el solemne desfile que conmemora uno de los eventos más importantes de la historia de la humanidad.

Frente a la Alcaldía se monta un escenario donde se escenifica el juicio del Nazareno frente a Poncio Pilato, para luego dar paso a la crucifixión.

Después en Catedral se realiza la misa de los Santos Oficios donde se prepara el cuerpo que saldrá en la procesión de Santo Entierro.

MÁS PUEBLOS DEVOTOS

Municipios como Izalco y Nahuizalco también organizan actividades religiosas para esta temporada de Semana Santa.

En Nahuizalco el Jueves Santo se dramatiza el aprisionamiento del hijo de Dios, previo a la crucifixión con una acto denominado "Jesucristo en Cautiverio", con la representación de una imagen con los ojos vendados.

Además previo a la semana mayor, se realizan viacrucis los días sábados por la tarde, con una procesión que recorre las principales calles del pueblo.

En Izalco todos los sábados de la Cuaresma y el Martes Santo, se lleva a cabo un viacrucis, con pequeñas imágenes cargadas por niños.

"La procesión tiene como objetivo que los niños disfruten de la emoción de cargar las imágenes, que se adentran a la celebración de la Semana Santa y la preservación de las tradiciones", afirmó el presidente de la hermandad, Rodrigo Calvo.

Durante el recorrido tendrás la oportunidad de ver a los padres llevar a sus hijos en brazos, cuando son bebés, para que conozcan desde pequeños el fervor religioso del pueblo izalqueño.

Texistepeque y los Talcigüines

Es una antigua tradición de Texistepeque, cuyos principales protagonistas son Jesucristo y 12 Talcigüines, todos interpretados por jóvenes de la comunidad.

Se celebra cada Lunes Santo, es la representación del bien y del mal, la forma en que Jesús venció las tentaciones.

Primero se realiza una misa y luego se da paso al acto, Jesús camina por las calles de la ciudad y es perseguido por los "apóstoles" (Talcigüines), que se colocan en cada esquina y pueden tomar a uno de espectadores e incluso azotarlo, nadie se disgusta y parecen disfrutar de la representación.

Al final todos los Talcigüines se tiran al suelo boca abajo y Jesús camina sobre ellos venciendo el mal.

Foto archivo
La tradición de los Talcigüines es una de las más antiguas de Texistepeque.