Feria del jocote de corona, el sabor de la cosecha

Crujiente y jugoso, así es el auténtico jocote, una fruta tropical que deleitará tu paladar. Saborearlo en sorbete, como jalea, vino, pero sobre todo al natural.
TURISMO   21 de septiembre de 2011
Angélica Santos
 


Foto René Estrada
Cada cortador llamado "miquero" debe recoger al menos mil jocotes.
Las zonas más altas del país son las preferidas para cultivar el jocote de Corona. Una de estas privilegiadas tierras es el Cerro Verde, cuya altura ronda los 2030 metros sobre el nivel del mar.

Ubicado entre los departamentos de Santa Ana y Sonsonate, y a 67 kilómetros de San Salvador por vía Armenia, este lugar cuenta con un clima fresco que invita a respirar aire puro desde que comienzas el ascenso.

Sus vistas panorámicas son espectaculares desde donde puedes apreciar el Lago de Coatepeque, el imponente faro del Pacífico, es decir el volcán de Izalco en Sonsonate y el de la Ilamatepec en Santa Ana.

Todo esto es solo la antesala de lo que te espera mientras subes al paraíso y continúas hacia la cúspide. No es extraño encontrar algunas ventas de frutas que los lugareños ofrecen a los turistas.

Una de estas apetecibles frutillas es el rey de todos los jocotes: su alteza real: el jocote de corona, que conquista el paladar de propios y foráneos en los meses de septiembre a octubre, dos meses para quitarte esos antojos que inquietan a chicos y grandes.

Durante esta época la producción puede superar el medio millón de jocotes, solo en una de las tres fincas fuertes que se dedican al cultivo de esta fruta.

Según la ingeniera María José Valencia, de la finca Bethania, ubicada en el kilómetro cinco hacia el Cerro Verde y a 1,250 metros sobre el nivel del mar, el jocote que en la zona de produce es de excelente calidad, así lo certificó la Rainforest Alliance.

En este lugar, tienen cerca de 300 árboles cosecheros y 300 más de plantación nueva en las 12 manzanas que conforman la finca, donde cada árbol los bendice hasta con 1,000 jocotes entre sazones, término medio y maduros.

También están clasificados por su tamaño. Los hay de primera y de segunda, estos últimos son aquellos que tienen pequeñas picadas de pájaro o que por la mucha lluvia, la gota rompe la cáscara.

La diferencia es mínima, pero lo que nunca cambia es ese toque crujiente y jugoso que lo pone en el trono de los jocotes.

Foto René Estrada
Durante la feria podrás saborear la fruta y otras delicias preparadas con ella.
RETA TU PALADAR

Si eres de los adictos al jocote de corona no puedes perderte la Tercera Feria Nacional del Jocote de Corona a celebrarse en el Cerro Verde este domingo 25 de septiembre.

Será un día de mucha dulzura para toda la familia, ya que podrás saborearlo al por mayor en las ventas que los productores de la zona ofrecerán a los visitantes.

A parte de las actividades que tiene el Instituto Salvadoreño de Turismo, podrás adquirir jocotes al natural o bien saborear algunos de los productos derivados de éste, entre ellos el sorbete y la jalea artesanal que procesa la Finca Bethania, o bien deleitar tu paladar con una copa de vino de jocote.

Bien dice el dicho: "para gustos sabores" y aquí en la Feria del Jocote de Corona podrás saciarte hasta más poder, ya que para la próxima cosecha deberás esperar un año para tener entre tus dientes el jugo de esta fruta.

Así que no te pierdas esta invitación y vente con tu familia a las tierras altas de nuestro pulgarcito de América

Horario del parque

9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Ingresos:$1.

Parqueo $0.70

Niños menores de siete y adultos mayores gratis

MÁS CULTIVOS

En El Salvador, las áreas de cultivo del Jocote Corona se encuentran en la zona de Occidente, en las zonas cafetaleras del Volcán de Santa Ana, alrededores del Lago de Coatepeque, Cerro Verde y en el Norte del Volcán de San Vicente; en Oriente, se encuentra en la zona cafetalera de Jucuapa, Chinameca, Santiago de María y Berlín de Usulután.