Santa María Ostuma celebra su feria de la piña

Por octavo año consecutivo, el municipio de Santa María Ostuma en el departamento de La Paz se vistió de fiesta al celebrar su festival en honor a la piña.
PORTADA   8 de junio de 2011
Nancy Pérez
 


Foto Miguel Villalta
Bailes folclóricos, música de marimba y la presencia del mariachi "Los Trovadores de América" fueron parte de la fiesta.
Las principales calles de Santa María Ostuma lucían abarrotadas y no era para menos; cientos de turistas habían llegado de diferentes rincones de San Salvador para disfrutar de los diversos derivados de la piña, así como de platillos típicos propios de El Salvador.

Y aunque el sol alumbraba con todo su esplendor eso no era impedimento para que los visitantes recorrieran las calles del pueblo y saborearan los platillos preparados por los ostumeños.

Mientras la música de marimba se escuchaba al unísono, los turistas disfrutaban de sorbetes o refrescos de piña para mitigar un poco el calor.

Degustar piñas frescas, mermeladas, conservas y atoles con este fruto era parte de la oferta gastronómica del festival.

Para que la actividad fuera un éxito, cientos de agricultores llegaron desde muy temprano a ofertar sus productos elaborados con piña, así como también artesanías.

Y aunque la feria fue en honor a este fruto también se disfrutaron platillos típicos, como enchiladas, nuégados, pupusas, entre otros.

Poco a poco, el ambiente invitaba no solo a saborear los manjares y a danzar, sino a conocer más de cerca este pueblo ubicado a 65 kilómetros de San Salvador y cuya mayor riqueza es la agricultura.

Y no cabe duda de que el festival que fue organizado por la alcaldía de la localidad cumplió con su cometido: promover el patrimonio agrícola de los ostumeños.

Foto Miguel Villalta
Más de cinco mil personas se dieron cita al festival y saborearon los diversos derivados de la piña, así como el fruto fresco. También hubo venta de artesanías.
ANTESALA AL FESTIVAL

Después de recorrer 50 minutos de San Salvador llegamos al cantón San José Carrizal, del municipio de Santa María Ostuma, en La Paz, para conocer de cerca una de las plantaciones de piña más grandes de la localidad.

Mientras la suave brisa acariciaba nuestro rostro, don Felícito Cerón, propietario de la finca "Santa Elena", se encargaba de darnos la bienvenida y explicarnos todo ese trabajo que conlleva cultivar este fruto.

Mientras explicaba las bondades de la tierra caminamos entre piñales, disfrutamos del olor a piña madura y también tuvimos oportunidad de saborear algunas piñas que don Felícito cortaba a medida nos paseábamos en su plantación.

Y aunque el recorrido por la finca fue breve, no impidió para que disfrutáramos también de la cosecha de cocos, naranjas y mandarinas bajo la sombra de los árboles.

Este tour fue posible gracias a

Liseth Alfaro, de El Salvador Xpedition

Teléfono 2531-0105