Tradición centenaria en Sonsonate

Los sonsonatecos celebraron el Viernes Santo con la solemnidad que los caracteriza.
PORTADA   25 de abril de 2011
Magdalena Reyes
Lunes 25 de abril de 2011


Foto Julio César Avilés
Esta es la imagen de la Virgen María cuando se encuentra con su amado hijo, justo antes de que sea ejecutado en la cruz.
Una soleada mañana marcaba el inicio de la procesión de vía crucis del Viernes Santo. Catorce estaciones esperaba el recorrido del Nazareno rumbo a su destino: la cruz del calvario.

Centenares de creyentes acompañaban las imágenes del Nazareno, la Virgen María, María Magdalena y San Juan.

En cada una de la cuadras por recorrer se encontraban coloridas alfombras elaboradas con aserrín, sal, arena y flores naturales de diferentes colores. Verdaderas obras de arte inspiradas por la devoción de sus creadores.

El aroma del incienso y del corozo, el púrpura del traje que visten los cargadores, aunado a la imagen de un Jesús con mirada de dolor, hacían que en el ambiente se respirara la solemnidad y la penitencia que marca el final de la Cuaresma.

Más de 20 cuadras esperaban ser transitadas por los cargadores con las imágenes en hombros. Las principales calles de Sonsonate habían dejado de lado su habitual comercio para dar paso libre a la procesión.

Al filo del mediodía tenían lugar los tradicionales "encuentros" entre el Nazareno, la Virgen María, María Magdalena y San Juan.

Con dicho acto se conmemoraba el momento en que María se encuentra con su Hijo antes de que sea ejecutado. El sentimiento de una madre dolorida se hacía presente previo a la crucifixión.

Por la tarde en la Catedral de la Santísima Trinidad se albergaba la celebración de los santos oficios, donde se dramatizaba la crucifixión y descendimiento del cuerpo del Hijo de Dios.

La feligresía católica fue testigo del sufrimiento que Jesús vivió en calidad de humano durante aquel vituperio. Además demostraron su fe y reverencia durante el acto de veneración de la cruz.

Foto Julio César Avilés
Todo un ritual es la procesión del Santo Entierro, cada uno de los participantes tienen una misión asignada y procura cumplirla con respeto, devoción y solemnidad.
MÁS DE 12 HORAS DE PROCESIÓN

Luego de los santos oficios, la imagen fue preparada para salir en la procesión que cierra el ciclo de actos religiosos de la Semana Santa para el año 2011 en Sonsonate.

Un centenar de hombres, mujeres y niños ya esperaba en el frente de la parroquia con cámaras y teléfonos celulares en mano para captar la imagen del inicio de la solemne procesión.

El mar púrpura que caracterizó la procesión de la mañana desapareció para dar paso a las velas, a los estandartes y a la túnicas negras.

Alrededor de 15 kilómetros de recorrido esperaban a los más de 800 cargadores que se encargarían de llevar la urna tallada en madera, con preciosos detalles dorados, que recorrería los principales barrios y colonias de la ciudad.

La penitencia estaba por concluir para los feligreses que asisten año con año a los actos religiosos para cumplir una promesa, por costumbre, por devoción o para que la tradición no se pierda.