Parque El Boquerón, maravilla natural en San Salvador

Se localiza a media hora de la ciudad capital y es una buena alternativa para disfrutar del contacto con la naturaleza.
TURISMO   15 de febrero de 2011
Nancy Pérez
 


Foto Miguel Villalta
En medio de pinos y cipreses logras un verdadero contacto con la naturaleza.
Si lo visitas, no dejes de caminar por los senderos que te llevan a la maravillosa vista del volcán de San Salvador donde admirarás el paisaje y disfrutarás de aire puro.

En cualquiera de sus cuatro miradores podrás saborear el aroma característico de los pinos, los cipreses, los geranios, las hortensias y las orquídeas, parte del encanto que te proporciona el lugar.

Y si tienes suerte podrás observar cusucos y venados que deambulan en la zona, cuya temperatura oscila entre los 16 y los 18 grados centígrados.

La riqueza del suelo permite contemplar ricas plantaciones de fresas, frambuesas y cerezas que dan color y vistosidad al lugar.

El parque El Boquerón se ubica en el cráter del volcán de San Salvador, también conocido como Quezaltepeque.

Posee una extensión de aproximadamente 1.5 manzanas, las cuales se convierten en una verdadera riqueza escénica.

La parte más alta está a 1,880 metros sobre el nivel del mar y en cualquiera de sus cuatro miradores se disfruta del mejor panorama de la zona.

Si te gusta la aventura puedes descender hasta el fondo del cráter, pero es mejor si lo haces en compañía de la Policía de Turismo, quienes se encargarán de guiarte en toda tu travesía.

Pese a que el parque se inauguró hace tres años es desde el 2005 que es muy visitado por salvadoreños y turistas que llegan a abrigarse bajo la sombra de los pinos y los cipreses.

De acuerdo con guardabosques del lugar, uno de los atractivos de la zona son las caminatas que puedes realizar, así como esa impresionante vista al cráter.

Foto Miguel Villalta
La riqueza de suelo y clima permite que florezca variedad de plantas.
El Boquerón ha sido escenario de la potente erupción volcánica ocurrida en 1912 donde fue destruida Nejapa, Quezaltepeque, Armenia e Izalco, entre otras ciudades.

La más reciente explosión ocurrió en 1917, año en el cual desapareció el lago que estaba ubicado dentro del Boquerón y en su lugar quedó un minivolcán conocido popularmente como Boqueroncito.

El cráter tiene aproximadamente 1.6 de diámetro y una profundidad aproximada de 550 metros. Se considera un área de gran captación de agua, ya que de esta zona se alimentan mantos acuíferos de San Salvador.

Si estás interesado en visitarlo, permanece abierto al público de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. de lunes a domingo.

Su costo es de $1 adultos y niños mayores de ocho años. Adultos de la tercera edad y menores de ocho años entran gratis.


Parque El Boquerón

03/03/2011

Conozca más de las maravillas de este lugar localizado a pocos minutos de la capital salvadoreña.