Fruta de la pasión

El exquisito aroma y sabor del maracuyá le dará un ambiente romántico y muy particular al Día del Amor y la Amistad.
GASTRONOMÍA   11 de febrero de 2011
Marielos Ramírez
 


Es un fruto originario de la región centroamericana. Se da en abundancia en esta temporada y por ello lo convierte en el alimento ideal para disfrutarse como refresco o postre para calmar el calor que caracteriza a esta época.

Posee infinidad de propiedades, entre ellas una gran cantidad de agua y de hidratos de carbono, convirtiéndolo en una fuente rica en calorías (cerca de 80 por cada 100 gramos de prducto).

Reúne nutrientes como la provitamina A, C y minerales como postasio, fósforo y magnesio. La variedad amarilla es aún más rica en minerales y en provitamina A que la morada.

Su alto nivel en fibras ayuda a evitar el estreñimiento y a tener un buen funcionamiento intestinal. Al contener vitamina C ayuda en la formación de los huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro. Además es un buen antioxidante.

Para disfrutarlo en San Valentín

Invoca a la pasión y al amor. En la celebración no puede faltar un postre elaborado con esta fruta de temporada en El Salvador y en toda Centroamérica. Su consistencia liviana y con bastante sabor lo hace el platillo perfecto para compartir en pareja o con tus amigos.

Gelatina de maracuyá

Ingredientes:

Una taza de agua.

Una taza de azúcar.

3 1/4 taza de jugo de maracuyá.

Una onza (en polvo) de gelatina simple.

Jugo de 1/2 limón.

Procedimiento

En un recipiente revuelve el agua, el azúcar, la gelatina y el jugo de limón, y ponlo a hervir a fuego lento por 15 minutos.

Después de hervir agrega el jugo de maracuyá y mézclalo. Vacía la mezcla en un recipiente y refrigera por una hora y media o hasta que se cuaje. Puedes servirlo y darle un sabor excéntrico y exquisito al paladar con una jalea de flor de jamaica.

Postre elaborado por el chef Eduardo Harth, de restaurante Citrón, San Salvador. Teléfono 2208-4000.